Lloret de Mar trabaja para posicionarse como un destino sostenible

Desde el 8 de mayo la ciudad está acogiendo un curso piloto de un proyecto internacional para la transición hacia una economía baja en carbono

Uno de los principales programas del Plan Operativo de Lloret de Mar es la apuesta por convertir la ciudad en un destino sostenible y smart destination, y es por este motivo que a parte de las diferentes acciones estratégicas establecidas en el ámbito municipal se promueven sinergias e iniciativas que permitan ir consolidando este proyecto.

Un ejemplo de estas iniciativas es la participación de Lloret de Mar en un proyecto internacional sobre la transición hacia una economía baja en carbono que realizan un grupo de alumnos de másters y doctorados en geografía de Finlandia, Polonia y Girona. En el marco de este proyecto internacional, del 8 al 19 de mayo, veinticuatro alumnos de la Universidad de Girona, la University of East Finland y la Adam Michiewicz University de Polonia han hecho un curso piloto entre Lloret de Mar (La Selva) y Vilademuls (Pla de l’Estany). Los alumnos se han dividido en dos grupos, unos han estado en Lloret de Mar para estudiar un municipio referente de turismo de sol y playa y los otros en Vilademuls, donde han conocido este núcleo rural muy vinculado al sector agro-ganadero. En el caso de Lloret los alumnos se han alojado en el hotel Samba, un establecimiento hotelero que dispone de la certificación ambiental EMAS, el cual es pionero en el tratamiento de aguas y que también participa en el proyecto europeo demEAUmed para el aplicación de las nuevas tecnologías para el reciclaje de aguas, el cual celebra su conferencia final esta misma semana en Barcelona y Lloret.

Los estudiantes europeos del curso piloto “Towards low carbon societies” y todas aquellas personas del sector turístico lloretense interesadas participaron el lunes en el seminario “Diálogos sobre las políticas turísticas del futuro”, que contaba con diferentes expertos con el objetivo de dialogar sobre las áreas turísticas y tratar temas como la reconversión a hoteles de modelos ecológicos; los impactos del cambio climático sobre los recursos hídricos; los vínculos entre desarrollo turístico, paisaje y producto local, o las soluciones tecnológicas para una economía “inteligente”. Jaume Albertí (ESCI – Universidad Pompeu Fabra), uno de los ponentes del seminario, es también el responsable de la primera fase de un proyecto europeo con la Cátedra UNESCO en la que participa Lloret de Mar y Evenia Hotels y que tiene por objetivo estudiar el ciclo de vida del turista y el cambio climático.

Las conclusiones y propuestas que los estudiantes han podido elaborar durante el seminario fueron presentadas ayer, en sesión abierta al público, en la misma Biblioteca Municipal.

Durante su estancia en Lloret se les han explicado las estrategias en materia de sostenibilidad y políticas ambientales que se llevan a cabo desde el Ayuntamiento y que se pueden dividir en cuatro grandes bloques: residuos, ciclo del agua, aire y energía, y entorno natural.

En cuanto las políticas ambientales, desde el consistorio se está trabajando en proyectos que ponen en valor el entorno natural y su mantenimiento ─com son el proyecto Viles Floridas y Bandera Azul─ y también en estrategias de política turística como el turismo deportivo, de congresos y reuniones, o el turismo familiar, que ayudan a desestacionalizar la temporada y, por tanto, evitar la presión que se ejerce sobre el territorio en épocas de máxima afluencia estival.

Las acciones en el ámbito de residuos van enfocadas a propiciar una mejor gestión de los residuos, siendo especialmente destacados los servicios de recogida selectiva puerta a puerta que se ofrecen a los grandes generadores (hoteles, restaurantes, bares,…) y sector comercial con el servicio de recogida de papel y cartón comercial, promoviendo el reciclaje y la recuperación de materiales. En este bloque se mostró a los estudiantes las diferentes instalaciones existentes en el municipio: el centro de tratamiento de residuos donde se hace una recuperación de materiales valorizables y se retiran los residuos biodegradables del rechazo; el depósito controlado de residuos de ámbito comarcal; la planta de tratamiento de lixiviados; el vertedero municipal donde se hace reciclaje y recuperación de materiales y la planta de transferencia, donde se retienen los materiales procedentes de la recogida selectiva domiciliaria y de grandes productores generados en el municipio.

En relación al tratamiento de agua se detallaron los diferentes equipamientos operativos: planta potabilizadora, planta desalinizadora y la estación depuradora de aguas residuales. Especialmente destacable la continua implementación de medidas de ahorro de agua en la gestión de la jardinería urbana, haciendo uso de agua regenerada o de freático por el riego, instalación de sistemas de riego más eficientes con goteo o programadores horarios y sensores de lluvia, entre otros criterios de jardinería sostenible.

Las medidas para mejorar la calidad del aire se trabajan sobre todo desde la movilidad con el nuevo contrato de transporte público urbano ─que es un servicio no obligatorio para municipios de menos de 50.000 habitantes─, la creación de carril bici, el PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible), la aprobación de un mapa de capacidad acústica, una ordenanza reguladora de ruido y un plan de accesibilidad. Otras acciones para la mejora energética también son la implantación del plan director del alumbrado público, el PAES (Plan de Acción de Energía Sostenible) ─por el cual el Ayuntamiento se compromete a diferentes iniciativas para la reducción de emisiones en un 22,10% para el año 2020─ o la instalación de calderas de biomasa en algunos centros escolares.

El entorno natural es otro de los ámbitos que se trabaja especialmente de cara a su preservación y mejora con la creación de parques urbanos como: Can Ribalaigua, Can Buc o Can Xardó. También a nivel turístico, con el fomento de actividades de ocio y descubrimiento del espacio terrestre y marino, con las rutas BTT y senderismo o las Vías Bravas. En este sentido, la mejora y finalización del camino de ronda de Lloret de Mar es uno de los proyectos prioritarios del Plan Operativo de Lloret de Mar.

El año 2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como Año del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Galería

Noticias relacionadas